Blog

El plató del Congreso

¿Realmente hay diferencias entre un programa de corazón y el congreso de los diputados? Los tiempos están cambiando. Con la venia de todos ustedes, en este número me gustaría hacer algunos símiles para todos aquellos que con su dedo acusador critican lo que en la actualidad es el opio del pueblo (para muchos): los programas «de cotilleos». Y es que desde que nuestros diputados, ministros, y candidatos se dedican a cantar se han acercado mucho más a la España de la Esteban, que a la que pretenden vender de literatos y demás. Y es que, yo no se ustedes, pero a mi me ataca una importante acidez cuando escucho a un político hablar sobre el contrario. Y ello porque una cosa es incidir en lo mal hecho, y otra es criticar como si de un acuartelamiento se tratara. Miren ustedes señores políticos, no nos creemos ni cómo se critican ni lo que se critican. Tanto lo hacen unos como otros, ahora sí vendría al caso decir «tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando». Cuando unos tienen imputados por corrupción otros también los tienen y por la misma corrupción. Es realmente curioso que finalmente sean tan parecidos mostrándose tan distintos, y resulta que no es un juego de palabras. Curioso el asunto. (más…)

Por bbysa, hace