Blog

Sin Palabras

«Llevas mucho tiempo callado. ¿No tienes nada que decir?», me preguntan. No es que no tenga nada que decir, es que no tengo palabras. La consecuencia es la misma, pero la causa totalmente distinta.

Supongo que empezó con aquel famoso debate por el que se medirían nuestros candidatos a Presidente. En el que estaban todos los partidos -con opciones- representados por sus líderes. Todos, porque si la señora Santamaría decía que ellos eran todos uno (mosqueteros, debe ser), se entiende que a su partido también lo representaba su líder. Pero claro, si iba a ir su «líder», ¿por qué entonces no fue Rajoy? Ya no valdría eso de que sólo debatiría con el jefe de la oposición como se había hecho siempre, ¿o sí? (más…)

Por dbm_abog, hace