La Balanza Rosa

No se vayan a morir!

Y es que de sobra se sabe el lío que se forma cuando alguien fallece. Por exponer algunas curiosidades que aún mantiene nuestro código civil, ¿sabían ustedes que cuando un difunto ha manifestado su voluntad de dejar sus bienes a los pobres, sin identificar a qué pobres, se limita según el texto legal a los pobres del municipio del testador, artículo 749.1, y quien decide quien es merecedor de tal calificativo será en primer lugar el albacea, y en su defecto el párroco, o el alcalde y el Juez quienes decidirán por mayoría de votos las dudas que puedan surgir al respecto?

Resulta curioso que pervivan estas instituciones en los tiempos que corren, pero, francamente ¿cómo no van a existir? A fin de cuentas todos los días se nace y se muere, y eso es irremediablemente lo que nos recuerda el incesante paso del tiempo como las aspas de un molino que va girando lentamente cuanto más se mira, y si se deja de mirar pasa tan rápido que ha parecido un suspiro.

(más…)

Por bbysa, hace